Comercio electrónico: Una realidad en Latinoamérica

De acuerdo con información ofrecida por Pro México el comercio electrónico “puede definirse como la producción, publicidad, venta y distribución de productos a través de las redes de telecomunicaciones”, además de que “el propósito principal es reducir costos, acelerar presentación de ofertas, recepción de pedidos, etc.”

Existen diferentes modelos como Business to Business, Business to Consumer, Business to Administration, Business to Employee, Consumer to Consumer, Peer to Peer, cada uno de ellos se abre innumerables posibilidades de comercializar productos y servicios a lo largo y ancho del globo, provocando gran flexibilidad en el mercado.

De acuerdo a los registros históricos es claro que el internet no fue creado para fines comerciales, pero a partir del intercambio de datos se abrió esta posibilidad.

Para hablar formalmente de los inicios del ecommerce como ahora lo conocemos es necesario remontarnos al año de 1995 y recordar los nombres de Pierre Omydiar y a Jeff Bezos, quienes con visión colocaron a las ventas por internet como una realidad palpable en los negocios con sus sitios eBay y Amazon; rápidamente el comercio a través de la red se ha convertido en una realidad.

El hecho de que las personas alrededor de mundo tuvieran la oportunidad de encontrar productos a través de la computadora y comprarlos, ha cambiado el esquema del comercio, pues representa un nuevo nicho en el mercado, pero sobre todo el romper con las fronteras físicas que el comercio tradicional presenta.

Hace 15 años la actividad que prevalecía entre los usuarios latinoamericanos era básicamente recibir y enviar correos electrónicos, en aquel entonces en la mente de los internautas ni siquiera se encontraba la posibilidad de recibir sus compras hasta la puerta de su domicilio.

En nuestra región hasta ahora las ventas online han explorado su camino camino tomando como referencia los modelos de ecommerce europeos y norteamericanos, desde el 2013, año en que Linio abre la primera tienda online en México los medios de comercio electrónico eran nulos pues la popularidad de los portales de ventas provenía de sitios como Mercado Libre, en donde las transacciones eran efectuadas entre los mismos clientes.

Las tiendas online ubicadas en nuestra región han enfrentado enormes retos para cubrir las necesidades del cliente y adicionalmente ofrecerle una experiencia no sólo que lo satisfaga sino que incluso la comparta con otros, ya que dentro de la cultura del cliente latinoamericano ha estado presente la percepción de que “algo saldrá mal durante la compra”, pero la necesidad de encontrar precios o productos especiales ha sido el impulso para buscar más allá en los portales online, pues la oferta se ha incrementado desde productos de segunda mano, nuevos, así como servicios de cualquier clase.

Los avances tecnológicos como el cambio de costumbres online han marcado una diferencia en la manera de comprar, como lo manifiesta Marcos Pueyrredon, presidente del Instituto Latinoamericano de Comercio Electrónico (eInstituto); “El comercio electrónico no se basa únicamente en precios, variedad, conveniencia y valoraciones, sino también en todo aquello que los consumidores buscan en cualquier compra offline: el producto adecuado y una experiencia de compra inigualable”.

En cuanto al panorama mundial, Latinoamérica ocupa el cuarto lugar de valor en el mercado, detrás de E.U., Europa y Asia*; en el centro y sur de América, Brasil se coloca en el primer lugar con el mayor número de usuarios de internet, seguido por México y Argentina (de acuerdo con información de Com Score enfocada en los países hispanohablantes entre 2010 y 2012) , durante este mismo periodo el ecommerce latinoamericano se convirtió en la segunda región con más crecimiento con el 21%, mientras que Asia se posicionó en el primer lugar con el 34%. De modo que el crecimiento presentado en la industria de la región ha sido en un lapso muy breve, dando como resultado una variedad de oportunidades para los diferentes nichos del mercado online.

 De acuerdo al estudio de los hábitos de internet de los mexicanos, en el 2000 las compras tradicionales se mantenían con una ventaja de hasta el 26%, mientras que cifras de 2014 registraron que 40 millones de mexicanos forman parte del comercio electrónico en el país.

Lo cierto es que hasta el día de hoy, las transacciones online se han conformado como una práctica habitual marcada por un factor importante para los clientes el cual es el “ahorro de tiempo”, de manera que las tiendas online diariamente trabajan contra reloj para fortalecer la confianza en el servicio y en la calidad de los productos, para superar cualquier expectativa del cliente.

Bajo esta premisa; la inteligencia de los negocios, la capacidad de segmentar mercados y tener una buena estrategia de mercadotecnia integrada a una publicidad efectiva, se han convertido en elementos prioritarios para estar un paso adelante del resto de negocios online en la competencia del ecommerce.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s